Microdermoabrasión

¿Qué es la Microdermoabrasión?

Es un tratamiento estético no invasivo, que mediante puntas de diamante, realiza una exfoliación mecánica de las capas más superficiales de la piel, de forma controlada, precisa y progresiva.

Es un método eficaz para tratar imperfecciones superficiales de la piel, principalmente localizadas en el rostro. Es un procedimiento rápido, sencillo, no doloroso y que no requiere incapacidad médica.

¿Cómo se realiza la Microdermoabrasión?

Es un procedimiento en el cual se aplican las puntas de diamante en forma de micro cristales, que desgastan la superficie de la piel a tratar con movimientos circulares o de zig-zag, ayudado por una ligera succión, que permite absorber los residuos y estimular la activación sanguínea, removiendo así las células muertas y acelerando la consecuente regeneración celular, que de forma natural se produce aproximadamente cada 21 días. Ayuda además a favorecer la producción de colágeno y elastina, promoviendo la recuperación y el desarrollo de una piel más saludable y una apariencia más joven.

¿Qué se siente durante y después del tratamiento?

Es un tratamiento muy suave, no es doloroso, incluso puede llegar a ser relajante. Es probable que aparezca un leve enrojecimiento debido a la fricción de las puntas de diamante, sin embargo no requiere incapacidad médica y el paciente puede volver a sus actividades regulares al finalizar el procedimiento. Cada sesión dura entre 30 y 60 minutos de acuerdo a la extensión del área a tratar.

¿Para qué sirve la Microdermoabrasión?

Es útil en el tratamiento de cicatrices de acné, poros abiertos, pieles grasas, mejora la apariencia de las arrugas finas e imperfecciones, es complementario en el manejo de las machas y del envejecimiento.

No Comments

Post A Comment